• SophiaSpace

Cómo fue el viaje de Richard Branson a las puertas del espacio a bordo de su propia nave.



El multimillonario británico Richard Branson cumplió la ambición de toda una vida al volar este domingo a las puertas del espacio.


Su avión cohete Unity despegó desde Nuevo México, en Estados Unidos, para pasar un momento de ingravidez fuera de la Tierra. Poco después de una hora, regresó de manera segura a la superficie del planeta.


La misión del dueño de Virgin Group es clara: evaluar la experiencia para abrir estos viajes al público e impulsar la incipiente industria del turismo espacial.


El viaje lo convirtió en el primero de los nuevos pioneros del turismo espacial en probar sus propias naves, superando a Jeff Bezos, de Amazon, y Elon Musk, de SpaceX.


Musk viajó a Nuevo México para darle su apoyo a su amigo, y Bezos envió sus felicitaciones a través de un post en Instagram.


En una conferencia después del aterrizaje, Branson, de 70 años, catalogó el vuelo como "la experiencia de su vida".

"Qué día, qué día. Creo que, como la mayoría de los niños, he soñado con este momento desde que era niño y, sinceramente, nada puede prepararte para ver la Tierra desde el espacio", señaló.

"Mi misión era convertir el sueño de los viajes espaciales en una realidad para mis nietos, para sus nietos, para muchas personas que viven hoy, para todos", agregó.

"Y habiendo volado al espacio, he visto cómo Virgin Galactic es la línea espacial para la Tierra. Estamos aquí para hacer que el espacio sea accesible para todos, y queremos convertir a la próxima generación de soñadores en los astronautas de hoy y de mañana ".


Branson recorrió un largo camino para llegar hasta aquí. La primera vez que anunció su intención de volar al espacio fue en 2004, esperando tener un servicio comercial disponible en 2007.

Sin embargo, algunas dificultades técnicas -incluido un accidente fatal de un vuelo en desarrollo en 2014- hicieron que lograr su objetivo tomara más del tiempo esperado.


¿Cómo funciona su avión cohete?


El avión de Branson, conocido como Unity, no despega por sí solo desde la Tierra. Para volar, necesita ser transportado por un avión mucho más grande a una altitud de unos 15 km, desde donde es lanzado.


Entonces, la aeronave enciende su motor para impulsarse hasta alcanzar una altura aproximada de 90 kilómetros.


La altura que alcanzó Branson en Unity este domingo fue de 85 km.


El empresario estuvo acompañado en la misión por los dos pilotos del vehículo, Dave Mackay y Michael Masucci, y tres trabajadores de Galactic: Beth Moses, Colin Bennett y Sirisha Bandla.


De los acompañantes de Branson, la única que había salido de la Tierra antes de este viaje es Beth Moses, la instructora principal de astronautas de Virgin Galactic.


Para ella, la vista desde arriba a través de la ventana es "simplemente fenomenal".

"Las imágenes no le hacen justicia. Es tan brillante y hermoso. Vi el océano, y la mitad de los Estados Unidos y la mitad de México. Vi el verde de la tierra y las blancas montañas cubiertas de nieve", dijo a la BBC.


"Debido a que estás ingrávido y estás quieto, y la nave se ha detenido, puedes sumergirte en la vista de una manera realmente atemporal. Se me quedó grabado en el alma", añadió.

Luego del vuelo, Branson, Moses, Bennett y Bandla recibieron las alas de astronauta comercial por parte del astronauta canadiense Chris Hadfield.


ARTICULO ORIGINAL: Redaccion BBC para: https://www.bbc.com/mundo/noticias-57791463