• SophiaSpace

Fallo detiene marcha de nave espacial Starliner CST-100, de Boeing, hacia el complejo de lanzamieto.


La nave espacial Starliner, de Boeing, que era trasladada hacia el complejo de lanzamiento para su próximo despegue en la misión Orbital Flight Test-2 (OFT-2), previsto para el día 19 de este mes, se detuvo debido a una fuga hidráulica en el vehículo de transporte de United Launch Alliance (ULA), informó Boeing Space en un tuit. “El equipo de mantenimiento está en camino para evaluar”, añadió.

“Nuestros equipos han realizado un trabajo crítico preparando a Starliner para salir de la fábrica antes de su misión OFT-2. Eso incluye: nuevo módulo de servicio, un sistema de purga de nitrógeno seco, procedimientos o mejorados, pruebas de software de fomento de fiabilidad…”, apuntó también en otro tuit.

Boeing fracasó en diciembre de 2019 en su primer intento de llegar con su nave espacial tripulable Starliner CST-100 -no tripulada en esa ocasión- hasta la Estación Espacial Internacional (ISS) como lo han venido haciendo las naves Dragon de SpaceX trasladando astronautas en diversas misiones. Pero un error del temporizador automático impidió que la cápsula espacial alcanzara la órbita correcta para llegar a su destino 25 horas después de su lanzamiento a bordo de un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA).

Tras el fracaso, se intentó de nuevo el lanzamiento de la Starliner CST-100 en abril de 2020 y en agosto de 2021. Diversos problemas impidieron su despegue. La Nasa y Boeing decidieron devolver la Starliner CST-100 a su fábrica de producción para resolver definitivamente los problemas de cuatro válvulas del sistema de propulsión que provocaron la última suspensión del despegue hacia la ISS.

Ahora, cuando emprendía nuevamente el viaje hasta el complejo de lanzamiento, un problema hidráulico en el vehículo de transporte ha paralizado su marcha hacia el despegue a la ISS el próximo día 19.