top of page
Publicar: Blog2_Post
  • SophiaSpace

‘Juno’ redescubre las grietas heladas de Europa, la luna de Júpiter que podría albergar vida

La sonda de la NASA pasó a tan solo 352 kilómetros de este mundo que contiene un océano salado bajo el hielo


Hacía mucho tiempo que no se retrataba con tanto detalle a Europa, la luna helada de Júpiter, uno de los mundos conocidos que podrían albergar vida en sus entrañas. La sonda Juno, enviada en 2016 por la NASA para estudiar el colosal planeta del Sistema Solar, realizó ayer un sobrevuelo muy cercano a esta esfera gélida que es Europa.

La sonda de la NASA se acercó a tan solo 352 kilómetros de Europa, por lo que pudo tomar imágenes de mucha resolución. Este es el tercer paso tan cercano en la historia de la exploración de Europa (por debajo de los 500 kilómetros de altitud) y la observación más cercana que una nave espacial ha proporcionado desde el 3 de enero de 2000, cuando la sonda Galileo de la NASA estuvo a 351 kilómetros de su superficie.


Europa es la sexta luna más grande de todo el sistema solar, ligeramente más pequeña que la Luna de la Tierra, y su mayor interés proviene de lo que pueda esconder bajo esa cáscara helada. Los científicos creen que un océano salado se encuentra debajo de esa capa de hielo de kilómetros de espesor, lo que genera preguntas sobre las posibles condiciones capaces de albergar vida debajo de la superficie de Europa, ya que se ha observado actividad en forma de vapor de agua.

En estas primeras imágenes de Europa tomadas por la JunoCam se observa el contraste de luces y sombras del terreno accidentado, las gigantescas grietas, crestas, cráteres y valles que proyectan sombras a lo largo de la superficie helada. La nave espacial solo tuvo una ventana de dos horas para recopilar los datos sobre Europa, ya que la sobrevoló a una velocidad de 24 kilómetros por segundo.

La misión recopiló lo que serán algunas de las imágenes de mayor resolución de la luna (1 kilómetro por píxel) y obtuvo datos valiosos sobre la estructura de la capa de hielo de Europa, el interior y la composición de la superficie.

“Es muy temprano en el proceso, pero todo indica que el sobrevuelo de Europa fue un gran éxito”, ha dicho Scott Bolton, investigador principal de Juno. “Esta primera imagen es solo un vistazo de la nueva y excepcional ciencia que surgirá del conjunto completo de instrumentos y sensores de Juno que adquirieron datos mientras rozábamos la corteza helada de la luna’”.

Los datos adicionales sobre la geología de Europa proporcionadas por Juno, que todavía se están procesando, serán de gran ayuda para la futura misión que la NASA enviará a este mundo helado: la misión Europa Clipper, cuyo lanzamiento está previsto para 2024. Europa Clipper estudiará la atmósfera, la superficie y el interior de la luna, con el principal objetivo científico de determinar si hay lugares debajo de la superficie de Europa que podrían albergar vida, explica la NASA.

bottom of page