• SophiaSpace

La Nasa avanza la preparación de la misión Artemisa I hacia su lanzamiento a finales de agosto


Dentro del edificio de ensamblaje de vehículos en el Centro Espacial Kennedy de la Nasa en Florida, los técnicos continúan preparando el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) y la nave espacial Orion para la próxima misión Artemisa I. La agencia mantiene la fecha de finales de agosto para su lanzamiento y concretará el día una vez resueltos todos los problemas hallados hasta ahora.

Durante el trabajo para reparar la fuente de una fuga de hidrógeno, los ingenieros identificaron un accesorio suelto en la pared interior de la sección del motor del cohete, donde se conecta la desconexión rápida para el umbilical de hidrógeno líquido. El componente, llamado «collarín», es un anillo del tamaño de un puño que guía la desconexión rápida durante las operaciones de montaje. Los equipos repararán el collar ingresando a la sección del motor en paralelo con otros trabajos planificados para los preparativos del lanzamiento. Los técnicos han reemplazado los sellos en la desconexión rápida del umbilical del mástil de servicio de cola y volverán a colocar la placa umbilical una vez que se arregle el collar suelto.

Los técnicos continúan el trabajo asociado con las activaciones de la batería y planean encender las baterías de la etapa central este fin de semana, antes de que se instalen en el cohete. A continuación, los equipos comenzarán las operaciones de los sistemas de terminación de vuelo, que incluyen la eliminación de la etapa central y los dispositivos de seguridad y armado de refuerzo para la calibración y la eliminación y reemplazo de los decodificadores del receptor de comando con las unidades de vuelo. Los dispositivos de seguridad y armado son un mecanismo manual que pone el sistema de terminación de vuelo en una configuración «segura» o «armado» mientras que los decodificadores del receptor de comando reciben y decodifican el comando en el cohete si el sistema está activado.

Mientras tanto, en la nave espacial Orion, los equipos instalaron una demostración de tecnología que pondrá a prueba la asistencia digital y la colaboración de video en el espacio profundo. Los ingenieros también están realizando pruebas eléctricas en los calentadores y sensores del módulo de la tripulación y del módulo de servicio europeo.