top of page
Publicar: Blog2_Post
  • SophiaSpace

La Nasa inspecciona el SLS y Orion antes de fijar la fecha exacta del lanzamiento de Artemisa I


Los ingenieros del Centro Espacial Kennedy de la Nasa, en Florida, están en el proceso de preparar el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) y la nave espacial Orion para el próximo intento de lanzamiento en noviembre para la misión Artemisa I. Las comprobaciones realizadas la pasada semana permitirán a la Nasa finalizar el calendario de trabajo antes de que SLS y Orion regresen a la plataforma de lanzamiento 39B.

Desde que reanudaron el trabajo después del huracán Ian, los equipos han extendido las plataformas de trabajo alrededor de SLS y Orion para evaluar el exterior y acceder a los componentes internos. Las inspecciones exteriores detectarán cualquier espuma o corcho del sistema de protección térmica del cohete o nave espacial que pueda necesitar reparación. Los equipos reemplazarán las baterías de vuelo para la etapa intermedia de propulsión criogénica y los propulsores, así como las baterías para el sistema de terminación de vuelo en los propulsores y la etapa central.

El trabajo también incluirá cargar los CubeSats que están equipados para recargarse y han elegido hacerlo. Dentro de Orion, el trabajo incluirá la reposición de las muestras y las baterías para las investigaciones biológicas que se encuentran dentro de la cápsula, así como la recarga de las baterías asociadas con los acelerómetros de los asientos de la tripulación y los experimentos de radiación espacial.

Mientras los equipos dentro del edificio de ensamblaje de vehículos completan las revisiones, los gerentes se coordinan con la Fuerza Espacial de EEUU para reservar las fechas de lanzamiento en la Cordillera Oriental y trabajan con otras partes de la agencia para evaluar cualquier restricción potencial antes de que la Nasa establezca una fecha objetivo para el próximo intento de lanzamiento.

Aunque el área de Kennedy recibió impactos mínimos del huracán Ian, muchos miembros del equipo que viven más al oeste experimentaron efectos más grandes de la tormenta y aún se están recuperando. Los directores están trabajando con equipos para garantizar que tengan el tiempo y el apoyo necesarios para abordar las necesidades de sus familias y hogares.

bottom of page