• SophiaSpace

La nave espacial InSight de la Nasa llega al fin de su misión


El módulo de aterrizaje Mars InSight de la Nasa llegará en las próximas semanas al fin de su histórica misión de revelar los secretos del interior de Marte. La generación de energía de la nave espacial continúa disminuyendo a medida que se espesa el polvo arrastrado por el viento en sus paneles solares, por lo que el equipo ha tomado medidas para continuar el mayor tiempo posible con la energía que queda.

El paso final más importante de la misión InSight es almacenar su tesoro de datos y hacerlo accesible a los investigadores de todo el mundo. Los datos del módulo de aterrizaje han arrojado detalles sobre las capas interiores de Marte, su núcleo líquido, los remanentes sorprendentemente variables debajo de la superficie de su campo magnético casi extinto, el clima en esta parte de Marte y mucha actividad sísmica.

El sismómetro de InSight, proporcionado por el Centre National d’Études Spatiales (CNES) de Francia, ha detectado más de 1.300 marsquakes (terremotos marcianos) desde que el módulo de aterrizaje aterrizó en noviembre de 2018, el más grande con una magnitud de 5. Incluso registró terremotos por impactos de meteoritos. Observar cómo cambian las ondas sísmicas de esos terremotos a medida que viajan a través del planeta ofrece una visión invaluable del interior de Marte, pero también brinda una mejor comprensión de cómo se forman todos los mundos rocosos, incluida la Tierra y su Luna.

“Finalmente, podemos ver a Marte como un planeta con capas, con diferentes espesores y composiciones”, dijo Bruce Banerdt del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la Nasa en el sur de California, el investigador principal de la misión. “Estamos empezando a descifrar los detalles. Ahora no es solo este enigma; en realidad es un planeta vivo que respira”.

Las lecturas del sismómetro se unirán al único otro conjunto de datos sísmicos extraterrestres, de las misiones lunares Apolo, en el Sistema de Datos Planetarios de la Nasa. También irán a un archivo internacional administrado por las Instituciones de Investigación Incorporadas para Sismología, que alberga «todas las ubicaciones de datos de la red sísmica terrestre», dijo Sue Smrekar del JPL, investigadora principal adjunta de InSight. “Ahora, también tenemos uno en Marte”. Smrekar dijo que se espera que los datos continúen arrojando descubrimientos durante décadas.

A principios de este verano, al módulo de aterrizaje le quedaba tan poca energía que la misión apagó todos los demás instrumentos científicos de InSight para mantener el sismómetro en funcionamiento. Incluso apagaron el sistema de protección contra fallos que, de lo contrario, apagaría automáticamente el sismómetro si el sistema detecta que la generación de energía del módulo de aterrizaje es peligrosamente baja.

“Estábamos por debajo del 20% de la capacidad de generación original”, dijo Banerdt. “Eso significa que no podemos darnos el lujo de hacer funcionar los instrumentos las 24 horas”.

Recientemente, después de que una tormenta de polvo regional se agregara a los paneles solares cubiertos de polvo del módulo de aterrizaje, el equipo decidió apagar el sismómetro por completo para ahorrar energía. Ahora que la tormenta ha terminado, el sismómetro vuelve a recopilar datos, aunque la misión espera que el módulo de aterrizaje solo tenga energía suficiente para unas pocas semanas más.

De la serie de sensores del sismómetro, solo los más sensibles seguían funcionando, dijo Liz Barrett, quien dirige las operaciones científicas y de instrumentos del equipo en JPL, y agregó: «Lo estamos empujando hasta el final».