• SophiaSpace

Marte fue cubierto de océanos de 300 m de profundidad: "En comparación, hay poca agua en la Tierra"

Los océanos del planeta rojo en sus orígenes, hace 4.500 millones de años, eran mucho mayores que los de la Tierra, según una nueva investigación




Meteoritos procedentes de Marte contienen pruebas de que hace 4.500 millones de años había agua en el planeta rojo como para estar cubierto en su totalidad por un océano de 300 metros de profundidad.

"En ese momento, Marte fue bombardeado con asteroides llenos de hielo. Sucedió en los primeros 100 millones de años de la evolución del planeta. Otro ángulo interesante es que los asteroides también transportaron moléculas orgánicas que son biológicamente importantes para la vida", dice en un comunicado el profesor Martin Bizzarro del Centro para la Formación de Estrellas y Planetas, que ha liderado la investigación de isótopos en meteoritos marcianos.

Además de agua, los asteroides helados también trajeron al planeta rojo moléculas biológicamente relevantes, como los aminoácidos. Los aminoácidos se utilizan cuando el ADN y el ARN forman bases que contienen todo lo que necesita una célula. El estudio fue publicado en Science Advances.

El nuevo estudio indica que los océanos que cubrían todo el planeta en agua tenían al menos 300 metros de profundidad. Es posible que tuvieran hasta un kilómetro de profundidad. En comparación, en realidad hay muy poca agua en la Tierra, explica Martin Bizzarro.

"Esto sucedió dentro de los primeros 100 millones de años de Marte. Después de este período, sucedió algo catastrófico para la vida potencial en la Tierra. Se cree que hubo una gigantesca colisión entre la Tierra y otro planeta del tamaño de Marte. Fue una colisión energética que formó el sistema Tierra-Luna y, al mismo tiempo, acabó con toda vida potencial en la Tierra", dice Martin Bizzarro.

Por lo tanto, los investigadores tienen pruebas realmente sólidas de que las condiciones que permitieron el surgimiento de la vida estaban presentes en Marte mucho antes que en la Tierra.

Fue por medio de un meteorito que tiene miles de millones de años que los investigadores pudieron observar la historia pasada de Marte. El meteorito fue una vez parte de la corteza original de Marte y ofrece una visión única de lo que sucedió en el momento en que se formó el sistema solar.

Todo el secreto se esconde en la forma en que se creó la superficie de Marte, y de la cual el meteorito una vez fue parte, porque es una superficie que no se mueve. En la Tierra es opuesto. Las placas tectónicas están en perpetuo movimiento y se reciclan en el interior del planeta.

"La tectónica de placas en la Tierra borró toda evidencia de lo que sucedió en los primeros 500 millones de años de la historia de nuestro planeta. Las placas se mueven constantemente y se reciclan y destruyen en el interior de nuestro planeta. Por el contrario, Marte no tiene placas tectónicas, por lo que la superficie del planeta conserva un registro de la historia más temprana del planeta", explica Martin Bizzarro.