• SophiaSpace

Turismo espacial, un mercado global potencial de 10.000 millones de dólares


El viaje el pasado domingo del fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, al borde del espacio abre la puerta al turismo espacial, un mercado global potencial de 10.000 millones de dólares, según calculaba la pasada semana el diario económico francés Les Echos.


Hasta la fecha, apenas 600 astronautas han contemplado la Tierra desde el espacio y solo siete turistas han despegado con una Soyuz para llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS), pagando entre 20 y 30 millones de dólares. En los próximos años, no hay duda de que el mercado del turismo espacial promete ser extremadamente lucrativo, asegura el diario francés.


El espacio es siempre un sueño. La Tierra se ha vuelto demasiado pequeña. Hay que vender sueños y prometer a todos que pueden convertirse en astronautas, aunque solo sea por unos minutos. Los candidatos son numerosos y muy ricos. El turismo espacial está despegando y algunos le auguran un gran futuro, incluido el económico.


La Agencia Espacial Europea (ESA) ha recibido más de 22.000 candidaturas para ser astronautas, de las cuales, 1.334 solicitudes son de españoles -de ellas, 299 corresponden a mujeres- que desean ingresar en dicho cuerpo elitista de la Unión Europea. Además, la subasta lanzada por Blue Origin para un puesto a bordo del New Shepard que despegará el próximo martes generó 28 millones de dólares en ingresos.


La situación está cambiando con las empresas de New Space inicialmente en el área de vuelos suborbitales. Hasta cinco compañías norteamericanas han irrumpido en la carrera de la nueva era del turismo espacial. Al vuelo de Virgin Galactic del pasado domingo con su fundador a bordo, seguirá el de Blue Origin, también con su fundador, Jeff Bezos. SpaceX también tiene previsto lanzar este año su primer vuelo con turistas espaciales. Y esperan su turno Axiom y Space Perspective.


Elon Musk, fundador de la empresa aeroespacial SpaceX, a pesar de alimentar el bulo de que podía inaugurar sus vuelos de turismo espacial este mismo mes, no tiene fecha concreta para su primer lanzamiento. Aunque sus planes no se quedan en el límite suborbital, sino que “tiene mucha prisa” por desarrollar Starship y crear “una capacidad de nave que llevará a la gente a la Luna y Marte”, según ha dicho la presidenta de la compañía, Gwynne Shotwell.


La AX-1 de Axiom Space, es la primera misión privada a la ISS, que tiene previsto su lanzamiento a bordo de una nave espacial Crew Dragon de SpaceX, que será comandada por el vicepresidente de la compañía y ex astronauta de la Nasa, el madrileño Miguel López-Alegría, un veterano con tres misiones de transbordador espacial y una rotación en la ISS en su haber. La tripulación pasará dos días en vuelo hacia la ISS y ocho días a bordo de la misma. Además de la cantidad que la empresa paga a SpaceX por llevarlos a la ISS, estimada en unos 55 millones de dólares por asiento, Axiom paga a la Nasa una tarifa considerable por ser anfitrión.


La empresa norteamericana de vuelos turísticos espaciales Space Perspective empezó a vender sus billetes, a 125.000 euros cada uno, para el vuelo inaugural previsto para finales de 2024 a bordo de su nave Neptune impulsada por hidrógeno. El viaje de seis horas al espacio en una cápsula presurizada propulsada por un globo espacial ascenderá hasta 32 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.


Pero también en España hay empresas que se suman a esta carrera. EOS-X Space, compañía de turismo espacial sostenible, tiene el objetivo de llevar a 10.000 personas al espacio en esta década. Los primeros vuelos de prueba tripulados están previstos para este año. Impulsada por un globo, la cápsula de EOS-X Space llevará a cinco pasajeros por vuelo en una experiencia única que les permitirá ver la oscuridad del espacio, la delgada atmósfera azul y la curvatura de la Tierra a una altitud de hasta 40 kilómetros.


Zero 2 Infinity la empresa barcelonesa creada por el ingeniero aeroespacial José Mariano López-Urdiales, desarrolla globos a gran altitud para proporcionar acceso al espacio cercano y la órbita terrestre baja utilizando una cápsula transportada por globos y un lanzador transportado por globos. La firma española sueña con democratizar el turismo espacial emprendiendo vuelos desde Jaén.


También en Barcelona está la primera agencia de viajes que vende vuelos espaciales, Bru & Bru. De hecho, su dueña, Ana Bru será la primera mujer española en viajar al espacio en un vuelo suborbital de la mano de Virgin Galactic. Una experiencia que está cada vez más cerca.


ARTICULO ORIGINAL https://actualidadaeroespacial.com/el-turismo-espacial-un-mercado-global-potencial-de-10-000-millones-de-dolares/