top of page
Publicar: Blog2_Post
  • SophiaSpace

Ya hay 600 personas inscritas para viajar a la estratosfera en una nave espacial


Ya son 600 las personas de todo el mundo inscritas para introducirse en una cápsula presurizada, despegar y ascender 30 kilómetros para observar la belleza del planeta Tierra y su curvatura, toda una experiencia en un transporte espacial de emisiones de carbono cero. Viajarán en grupos de ocho pasajeros gracias a la tecnología patentada por Space Perspective.

Hace ya tiempo que los viajes comerciales al espacio son una realidad. Bru&Bru Exclusive Travel Designer es la única agencia de viajes acreditada para comercializar los vuelos de Space Perspective en España y Andorra. De hecho, la única condición para que las personas interesadas en viajar hasta la estratosfera puedan hacerlo es que sean aptas para realizar un vuelo comercial. De ahí que no deje de crecer el ritmo de inscripciones para este viaje único.

Ana Bru, fundadora de Bru&Bru Exclusive Travel Designer es una de las personas apuntadas para realizar el viaje y se ha convertido en Space Perspective Legacy Explorer pudiendo afianzarse como la primera mujer española en hacerlo. “Los viajes comerciales al espacio son una realidad y ojalá seamos muchas las personas que podamos apreciar la belleza de nuestro planeta. Como aventurera infatigable y exploradora que soy desde pequeña, será una experiencia inolvidable y un sueño hecho realidad” afirma la pionera en proyectos innovadores como Space Perspective.

El viaje se realizará en la nave “Neptuno” y partirá desde el Kennedy Space Center (Florida). La cápsula es accesible, espaciosa y sostenible con nueve asientos abatibles para ocho exploradores y un piloto. Una vez visitadas las instalaciones en las que se encuentra la cápsula, los viajeros recibirán una sesión informativa y de seguridad antes de iniciar el ascenso.

La cápsula presurizada con todas las comodidades a bordo se eleva con un globo aerostático impulsado por hidrógeno renovable, sin propulsión por cohete y sin dejar así huella de carbono. Lo hará a una velocidad de 20 kilómetros por hora hasta alcanzar una altura de 30 kilómetros para observar más de 700 kilómetros desde todas las direcciones en un panorama de 360º. En definitiva, una nueva perspectiva de la tierra desde el espacio. El viaje de ida y vuelta consta de seis horas de duración y el final del trayecto es un amerizaje en el océano donde una embarcación recoge al pasaje y lo lleva a puerto.

“Neptuno” utiliza la gravedad a través de la flotabilidad, es decir, que el gas del interior del globo es más ligero que el aire circundante, por lo que lo eleva literalmente, junto a la cápsula, hasta alcanzar el equilibrio por encima del 99% de la atmósfera terrestre, donde flota. Para descender, la nave espacial libera una ínfima cantidad de gas que se convierte en agua, por lo que el vehículo es técnicamente de emisiones casi nulas.

bottom of page